Diferencias entre plata y platino

Las piezas de joyería se crean con metales preciosos de alto valor monetario por sus colores, brillos y la resistencia de las joyas al uso. Dos de los más caros son la plata y el platino, los cuales tienen cierta similitud en su aspecto pero conservan algunas diferencias claras. En Oro Chamberí te contamos la diferencia entre plata y platino para elegir el más indicado.

Propiedades físicas de ambos

A simple vista, la diferencia entre plata y platino es difícil de conseguir, más aún si se trata de dos joyas nuevas. Los colores son similares al igual que la textura pero una mirada un poco más aguda te revelará cuál es cada uno. Estas son algunas de las propiedades físicas específicas de cada uno de ellos:

El color

Una de las características de las piezas de plata es su color blanco y brillante. Es su principal atributo al preferirse de un color alternativo al dorado en la creación de las joyas. Sin embargo, aun siendo plata de primera ley o en su grado más alto de pureza no se trata de un blanco total sino más bien grisáceo.

Esto la distingue no solo del platino sino también del oro blanco. La diferencia entre plata y platino es un blanco puro, en el caso del último, el cual si es pulido adecuadamente se nota mucho más claro.

Por ello, aunque la moda de las joyas de lujo tenga como principal opción elegir entre los tonos amarillos o los blancos, es posible optar por tonos grises o más puros. Esto beneficia ampliamente a los dos minerales al usarse para enmarcar piedras preciosas sin restarle protagonismo a sus colores.

El peso

La densidad de estos dos metales también es distinta, siendo el platino más pesado en comparación con los demás usados en la fabricación de piezas. Esto es fácil de ver si tienes en la mano un anillo de los dos materiales para comparar su peso. Comprobarás que la plata es mucho más ligera.

La diferencia entre plata y platino en el peso es una de las más importantes a la hora de comprar una pieza. Si estás acostumbrado al uso de joyas de plata u oro, notarás de inmediato el peso en las manos al cargar con un anillo o una pulsera. Por ello, si buscas una joya más cómoda lo mejor será siempre optar por la plata.

En su defecto, el platino usado en menor cantidad es una opción valiosa ya que tampoco es frecuente encontrar objetos decorativos de gran tamaño de este metal. Los anillos de compromiso son los de mayor factura en este mineral siempre con grosores mínimos, los cuales no afectan en nada la resistencia de su forma.

Diferencias_entre_plata_y_platino_2

La dureza

Otra diferencia entre platino y plata es la dureza o resistencia de los metales. La mayoría de los minerales preciosos son dúctiles, por ello, es fácil modelarlos en diferentes piezas pero esto a la larga es una desventaja. La plata pierde su forma al ser usada continuamente doblándose por el peso y también por la presión.

El platino, por el contrario, es uno de los minerales más resistentes del mundo impidiendo las deformaciones incluso años después de fundirse. Esto parece una cualidad simple pero en el caso de integrar piedras preciosas la diferencia entre plata y platino es importante al necesitar mayor seguridad de las incrustaciones.

Por un lado, la plata es fácil de modelar al momento de engastar las piezas de mayor valor en un anillo pero los ganchos sostenedores no asegurarán la pieza de la misma manera. Al ser fácil de cambiar su forma se suelen doblar desprendiendo así los diamantes si no se cuida adecuadamente de la joya.

Además de ello, devolver a las fijaciones su forma original le quita resistencia y es posible su fractura. En cambio el platino mantiene fijos los añadidos de valor por más tiempo sin cambiar de postura ni aflojarse. Por ello, los joyeros entienden de la diferencia entre plata y platino en piezas con piedras preciosas optando por el segundo.

El brillo

El brillo en las piezas de estos metales no tiene una diferencia perceptible en una joya nueva, más allá de esto es notable el color blanco puro del platino sobre el de la plata. Sin embargo, con el tiempo la diferencia entre plata y platino se hace evidente al perder su brillantez por el uso.

La plata por su parte se desgasta con mayor facilidad por las ralladuras suaves en la superficie haciendo que se vuelva opaca. Esto es fácil de evitar si sabes cómo limpiar las joyas de plata para devolverle su brillo. El platino no se desgasta fácilmente por su dureza, en lugar de ello surge una película opaca sobre él.

A esto se le llama patina, la cual es similar a la de antigüedades con metales preciosos, muy apreciada por algunos. La mayoría de los compradores saben de esta diferencia entre la plata y el platino optando por la última, como una forma de lucir este con su apariencia envejecida. De igual manera, con una correcta pulida su brillo vuelve a la joya.

¿Es más caro el platino que la plata?

Entre los metales llamados preciosos existe una clara demarcación de precios teniendo a la cabeza el platino, después el oro y por último la plata. La diferencia entre plata y platino en el precio es más que evidente al ser uno de los metales más caros del mundo. Esto tiene una razón al ser muy poca la cantidad de platino extraída anualmente en todo el mundo.

En comparación con el oro, es menos de la mitad de toneladas nuevas de platino producidas en las minerías cada año. En estimados de peso, en una tonelada de tierra se encuentran apenas milésimas de gramos de este metal haciendo que su extracción sea muy costosa. A esto se le añade la gran demanda por parte del sector automotriz y de las empresas de tecnología, las cuales suben el precio en el mercado.

Diferencias_entre_plata_y_platino_3

¿Qué es mejor la plata o el platino?

Al elegir entre la plata y el platino más allá de la visualidad lo que marca la diferencia de cual es mejor es el precio y el uso. Si buscas una joya de joyería de color blanco ambos son excelentes opciones pero la plata tiene la ventaja de tener un precio más accesible. Esto es importante sobre todo si no buscas incrustaciones.

Por otro lado, en el caso de los anillos de compromiso o collares con gemas, lo mejor es optar por el platino. La diferencia entre plata y platino en este punto es mucha, al no temer la perdida de los añadidos por las deformaciones del metal. Además, si buscas más allá de su aspecto visual, una pieza de prestigio, no hay nada que este del platino.

Estas características conforman la diferencia entre plata y platino a tener en cuenta a la hora de comprar o confeccionar una joya. Por otra parte, considera un par de cosas si vas a vender una joya: el precio de la pieza, si es de platino y su rareza. Aprende más sobre metales preciosos y sobre sus cuidados entrado a nuestro Blog. En Oro Chamberí somos especialistas en compra, venta y confección de joyería preciosa según tus necesidades.

Deja un comentario

WhatsApp chat